jueves, 31 de diciembre de 2009

LEONOR CARRINGTON

- Usted tiene más fe en los animales, una constante en su obra, que en las personas. ¿Tan terribles somos?
- L.C.: Como sabe, no hago una separación entre humanos y animales. Tenemos un alma humana, pero también de animal. Estoy convencida de que la raza humana no es superior a la de otros animales. Creo que el mundo animal es universal, pero su potencial no ha sido explorado.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

EL COLOR ROJO

VALENTINO: sólo su tipografía ya me parece inspiradora. Un modelo suyo en dos piezas de organza que hizo en el año 62 hizo que Jackie Kennedy lo convirtiera en su sastre. Realizó para ella todo su vestuario de un viaje a Camboya, del que yo guardo el París Match que me regaló un amigo como envoltorio a un regalo hará cosa de un año, el libro que me regaló me gustó mucho, pero oh! el papel. Él me tuvo que aclarar varias veces que ese no era el regalo. Esa portada. Esa elegancia de Jackie y ese traje chaqueta verde, bajando las escaleritas... Y qué joya de reportaje. Ahora diré la frase: ya no se hacen reportajes cómo los de antes. Jackie. Nunca fue demasiado. Ni demasiado vestida, ni demasiado pintada, ni demasiado nada de nada. Sabía estar.
Leí que Valentino contó una vez que precisamente cuando elaboraron todos los trajes para aquel viaje oficial, ella cogió un caramelo de menta y le dijo déjame que coma algo, porque hoy voy a ser muy pobre después de tu pedido. También lo escogió para su traje de novia con el super sexy millonario que también estuvo con otra musa total, la Callas.

Escribo esta mañana sobre él porque escogió el rojo como su color. Bestial. Pero no sólo, supo retirarse a tiempo, otra Victoria.
Escribió que un vestido puede ser el más bonito del mundo pero no va a vivir sobre un palo de madera. Y sobretodo porque la madre del artista fue nacida en una ciudad pequeña donde sus preocupaciones eran si un árbol o un pollo crecían bien, pero se dio cuenta que su hijo era diferente y le dejó escoger las lanas de sus jerseys y permitió que se los hicieran a medida una osadía en aquella época y en aquel entorno rural.
Es verdad que fue un artista que se replegó sobre sí mismo y en su búsqueda de la belleza como fin último. Mil vestidos son botones de su muestra, que brillan y danzan para que una gran amiga mía vuelva a dibujarnos patrones de esos que quitarían el hipo a Lana Turner o a la mismisima J.O.

* A la derecha dibujo de V para uno de los vestidos que luciría Jacky Kennedy Onassis y uno de los motivos por los que se hizo diseñador Ziegfeld Girl junto con muchas otras películas de la época.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Gilot en el Mercat de Sant Antoni




Hoy he intentado andar por la ciudad como si yo misma fuera una turista. Esto es algo que me gusta hacer cuando me doy cuenta que no quiero estar aquí y sí en otro lugar. Y no puede ser, Barcelona es preciosa. Hoy el cielo estaba con ése azul, no hacía frío y he podido desayunar en una terraza en la que el sol bañaba mi espalda. Después he cogido el 17 sin saber si quiera a dónde me podía llevar, resulta que ha parado justo dónde quería ir. Una suerte.
En el mercado de Sant Antoni, los domingos los niños intercambian cromos. Esta tradición que parece venida a menos, congrega a muchísimas personas adultos y niños en torno a paradas caseras con mesas donde los visitantes pueden enseñar sus cromos unos a otros. También hay mucho señor mayor que busca sus coleccionables de álbumes de época.
Junto a estas improvisadas paradas, también hay otras de libros de segunda mano. Hoy he tenido entre mis manos, la biografía que la estilosa Francoise Gilot escribió en los años sesenta, era una edición preciosa de verdad. Tapa dura, precio inaccesible, buen gramaje de hoja, impecables ilustraciones y fotografías, muy bien conservado, envuelto en un cuidado celofán que prometía. Mi cara debía ser un poema -de Brossa con un interrogante- en seguida el propietario me lo ha ofrecido para que le echara un vistazo. Qué hermosa era. Mucho más que cualquier otra mujer o musa de artista, incluída la preciosa -y silenciosa- mujer de Modigliani- que ya está a su lado.
Entre las fotos había una que me gusta mucho y ya había visto. Era la de las hojas, que a modo de corona rodean su cabeza, había también alguna más que he podido encontrar luego en su página web. Sigue viva, yo no sabía. Y sigue pintando. Musa total.

DAME SARDINAS EN VEZ DE PERDICES





Y quita Arte y pon a Tomás, que no tiene un pelo de Santo.

sábado, 26 de diciembre de 2009




exposición.
(Del lat. expositĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de exponer.
2. f. Explicación de un tema o asunto por escrito o de palabra.
3. f. Representación que se hace por escrito, comúnmente a una autoridad, pidiendo o reclamando algo.
4. f. Presentación pública de artículos de industria o de artes y ciencias, para estimular la producción, el comercio o la cultura.
5. f. Conjunto de artículos expuestos.
6. f. Conjunto de las noticias dadas en las obras épicas, dramáticas y novelescas, acerca de los antecedentes o causas de la acción.
7. f. Situación de un objeto con relación a los puntos cardinales del horizonte.
8. f. Acción de exponer a la luz una placa fotográfica o un papel sensible durante cierto tiempo para que se impresione.
9. f. Acción de exponer a los efectos de otros agentes, como al sol, los rayos X, etc.
10. f. Mús. En ciertas formas musicales, parte inicial de una composición en la que se presentan el tema o los temas que han de repetirse o desarrollarse después.

viernes, 18 de diciembre de 2009




realidades que danzan

Un hombre con un albornoz a rayas arrastra del brazo a una mujer con vestido negro. La mujer tiene la boca abierta y sostiene una gabardina como puede. El vestido de ella tiene un amplio escote.

Un chico con una corbata roja salta al vacío con la certeza de que aterrizará intacto en la tierra. Sin embargo pone caras a medida que las nubes se quedan atrás, sin importarle los que estan observándole.

Una chica escribe cada mañana a la misma hora mientras las hojas otoñales tintinean a su espalda, a veces no tiene nada que decir y es la misma tipografía o las palabras las que le atan de corto.

Los tres tienen en común que no han dejado de mirar la vida a través de los ojos de un niño.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO-SI-NO









¿Qué ves más el sí o el no?

viernes, 11 de diciembre de 2009

La realidad se la dejo a la cartografía, que en su afan de describirla se nos muestra claramente como una interpretación parcial específica y concreta. No quiero que mi vida sea una reducción de receta de restaurante de alcurnia, una manera de reducirme a un aspecto limitado, específico y concreto.

No quiero limites, ni fronteras. Y tú tampoco, ¡si no no me leerías a escondidas! Quiero lo contrario, lo quiero todo blando, todas las posibilidades al alcance de la mano.

Ayer volví a soñar que volaba, como cuando era pequeña. Necesitaba un pequeño impulso para hacerlo. Por encima de las casas, de los puentes, de los ríos. Llegué hasta tu casa, hacía frío me metí en ella por la ventana del salón que dejaste abierta, me tomé un arandano y unas semillas que estaban en la estantería de la cocina y seguí volando, no sin antes darte un beso en la mejilla de buenas noches.

jueves, 10 de diciembre de 2009


Esta mañana al prepararme el café se me han caido las cucharillas, haciendo una extraña forma de copo de nieve en el suelo, como los chamanes en Siberia con los abedules, he creído saber interpretar la señal. He recordado la ley de la atracción. De acuerdo a cuales sean tus pensamientos dominantes, eso será lo que atraerás en tu vida. Es como crear tu sueño, entonces te conviertes en un imán gigante con suerte de dos extremos magnetos, que lanzan unos rayos invisibles como en los dibujos animados, con dos polaridades diferentes Ying-Yang.


Tu meta podría ser comprender la sabiduría china por ejemplo. Tus objetivos aprender en un determinado momento los principios de taoismo, el budismo o Confucio. Tu trabajo buscar un maestro y leer todas las mañanas el Tao Te King. Mi pensamiento últimamente giraba sobre un amigo que ha perdido a una persona que quería. Cada día pensaba en él, hoy me ha escrito un correo y aunque no entiende el español con esta suerte de magneto en el corazón ya le digo, mi querido n, ya estoy orgullosa de ti.


lunes, 7 de diciembre de 2009

Como si fuera andando por la calle *

"Considero que para hacer algo en el mundo se ha de sentir amor al riesgo, a la aventura y, sobre todo saber prescindir de eso que las familias llaman "porvenir". Hay que abrir puertas aunque no sepan a dónde nos llevan esas puertas. Y luego tener fuerza para emprender el camino que se vea desde ellas." Joan Miró.

Acción en el mundo. Cada uno con sus obligaciones, haciendo de cada una de ellas su disfrute. Soltando todo aquello que nos impida crecer, por eso el invierno no es ni mejor ni peor que el verano sino necesario, otra cosa es que nos guste más el gazpacho y el melón que los boniatos y las castañas.

Por eso lo entiendo todo, todo lo que me sucede -incluso que no vuelvas a estar cerca- yo quiero vivir como Miró pintaba: "Yo pinto como si fuera andando por la calle, recojo un mendrugo de pan o una perla; es eso lo que doy lo que recojo; cuando me coloco delante de un lienzo."
Eso es lo que doy, lo que recojo. Ahora semillas, de aquellas flores. Olvidando la escarcha y las lágrimas que han llenado un par de lagos con su plancton y sus sedimentos.
Yo también recojo perlas y mendrugos. Y también la colada, tan pesada con las sabanas sin centrifugar y una mermelada de melocotón para San Jorge que me repite sin cesar: chica, chica qué hotel-.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Reencuentro

1. m. Acción y efecto de reencontrar.
2. m. Encuentro de dos cosas que chocan una con otra.
3. m. Choque de tropas enemigas en corto número, que mutuamente se buscan y se encuentran.


Desayuno mirando la ventana, los árboles que en verano impedían ver nada con tanta hoja ahora me dejan ver las calles de mi barrio con claridad. Las hojitas sostenidas en un suspiro, esperan en cualquier momento echar a volar y el cielo azul expectante cuentan esos viajes a las nubes que se mueven también en esta especie de Ying-Yang estacional.



Igual nosotros. Intercambiando los estados cual cromos. En esa eterna rueda de la fortuna, ahora arriba, ahora abajo, ahora te espero, ahora me esperas. La expansión y la libertad del verano con el invernal hacia adentro de Unamuno.



Cromología: dícese de la suerte de estados que intercambian las personas como cromos sea cual fuere su vínculo y/o relación.

Sigo en la misma ventana y con el café ya frío.
Ninguna estación es más bonita que otra sino que la belleza es, existe en sí misma, continuará existiendo aunque no la vea, porque no me separa de los árboles, ni de las hojas, ni del cielo, ni las nubes. Siempre ha estado ahí, como la música de Bach.





sábado, 5 de diciembre de 2009

UN TREN CUALQUIERA

Cafetera de bar.
Leche, un mar de espuma, caliente.
Papeles de plata envuelven bocadillos.
Pintalabios salen de sus cajitas.
Sillas que giran, dibujan sonrisas.
Sillas que giran, dibujan penas.
Sillas que dibujan ambas caras de la misma moneda.
El tren llega a la estación.
Despedidas, saludos, toses, grititos, estornudos, adioses.
Ruedas de maletas, microcosmos.
Susurro de nubes -frío-.
Murmuros de viento en las ventanillas.
Vaivén.
El tren para en las estaciones, voces distintas.
Dos amantes se besan delante de todos.
El sonido de los besos esconde sílabas secretas.
"Te quiero mucho, estáte quieta"
Andar de ratones, andar de tacones.
Gotas como dedos en las palmas de las manos.
El zambullirse en las hojas del libro.
Despertar de celofán, caramelos en el tren.
De uno en uno, de tres en tres.Música lejana que llega de auriculares.
Papeles de plata se hacen ¡planetas!
Palabras bien escogidas.
Palabras de confesión.
Palabras no dichas resuenan dentro de la cabeza.
Vaivén.
El tren para, separamos palabras.
Más despedidas, de no tan extraños.
Encuentros de familiares, abrazos.
Tumulto y adioses.