martes, 25 de mayo de 2010

Hoy vuelvo a ese restaurante de la calle de los A.
A ver si mira.
Es agradable que te guste alguien aunque sea mentira.
Yo prefiero la ensalada a Beethoven y Sinatra.
Y sí, me mira
le miro.
Baja los ojos .
Sonrío.
Nos trae un postre, esa tarta que siempre está.
Me la como en un respiro.
Suspiro, me gusta.
Me despido tan tonta
con la mano tonta,
qué tonta mi mano.
Hasta mañana.

lunes, 17 de mayo de 2010

GRACIAS POR SU VISITA

-Pequeños poemas de pena con P en servilletas de nuestro café-

Como me gustaría poderme entregar a un quehacer silencioso y vulgar
como cocinar.
Como me gustaría no tener que disimular,
ni acudir a reuniones, ni crear personajes, de estar bien siempre y de saberlo todo.
¡Cuando no es verdad!
Como me gustaría volver a mi isla,
sola allí con cangrejos, quieta bajo el agua,
mirando atentamente las algas.
buscar no sé qué que se me perdió
(en la estación de los amores)
y que no he vuelto a encontrar.

martes, 11 de mayo de 2010

*Ella cogía todos los trenes y ningún resfriado*

Ella cogía todos los trenes y ningún resfriado.
Por Dios si hasta conozco a los de la cafetería.
Saben lo que tomo:
café con leche templado y un donut.
Antes lo pedía caliente pero eso en un tren es ser exigente.
Casi una frivolidad como el llevar perfume.
A veces les despisto y pido un té.
Me gusta ser imprevisible como mi contabilidad.
Mi paciente gestora se llama Pilar.
Me llama.
La llamo.
Así cada día.
Se gana el cielo conmigo lo dice el mundo entero.
Y el mundo entero, eres tú.
Yo quiero vivir del cuento de mis cuentos.
Por ahora sólo vivo de mis presupuestos.
Spa o Spam
IVA o IVAM
Si es mi karma lo que pago,
puede Sr. Camarero quedarse con la vuelta,
le hago millonario.

lunes, 10 de mayo de 2010

* María Dolores tócala en Sevilla *

Vamos amarraditos los dos
espumas y terciopelo,
yo con un recrujir de almidón
y tú serio y altanero.
La gente nos mira
con envidia por la calle,
murmuran los vecinos,
los amigos y el alcalde.
Dicen que no se estila ya mas
ni mi peinetón ni mi pasador,
dicen que no se estila o no
ni mi medallón ni tu cinturón.
Yo sé que se estilan
tus ojazos y mi orgullo,
cuando voy de tu brazo
por el sol y sin apuro.
Nos espera nuestro cochero
frente a la iglesia mayor,
y a trotecito lento recorremos el paseo,
tu saludas tocando el ala
de tu sombrero mejor,
y yo agito con donaire mi pañuelo.
No se estila, ya se que no se estila,
que te pongas para cenar
jazmines en el ojal.
Desde luego parece un juego
pero no hay nada mejor
que ser un señor de aquellos
que vieron mis abuelos.
Ps: Ona te he cogido prestada la tira, ¿ese café cuándo?

*BEA VUELVE A CASA POR PRIMAVERA *



JUNTAS LAS PALMAS.
MISMO BAR.
MISMA VOLL DAMM.
MISMOS CACAHUETES.

Lunes 10: dos cafés, tres tostadas y...

Hago la cama, estiro las sábanas.
Son sobres de cartas nunca enviadas.
Para qué estar, si ya no me quiere.
Alma tan blanca, corazón azul.
El sol asoma y miro por la ventana.
Las ramas relucen, gran plenitud.
Despertadores con alas sobrevuelan tejados.
Con las rimas tontas que acompañan mis días
Con letras de calles hago ¿poesía?
A ver con la calle Renaixença que me invento.