domingo, 11 de septiembre de 2011

Al final de la escalera

1 comentario:

  1. Me alegra saber que estás tan linda como siempre. Una expresión invariable de ti misma, ahí, al final de la escalera; a pesar de entreverse inacabada esa sonrisa tan tuya que aún así, a mí siempre me ha resultado suficientemente incandescente. Desde aquí, y dentro del mismo anonimato al que nos han ido reduciendo los años _separándonos sin que a ninguno de los dos nos importe_ brindo por la atractiva sublimación que todavía siento por las obras inacabadas. Y de paso, también por ese reducto mágico que consigue que nuestra separación nunca se perfeccione.No deja de resultar atractiva una relación basada en lazos que a cualquiera parecerían invisibles.Después de todo, la mayor parte de las cosas que siempre me han interesado se mueven dentro de esa cierta invisibilidad. Las cosas siempre son como tienden a ser. Leyendo tu blog he recordado por qué siempre me has gustado tanto. Cuídate, linda.

    L.J.

    ResponderEliminar

Puedes escribirme a piliarandanos@gmail.com para encargarme un cuento, poema o palabra esdrújula, aunque Pessoa te diría que las últimas son altamente ridículas.