jueves, 29 de diciembre de 2011

Me gusta medir la intimidad y saber cuando hay que recogerse.
Apagar la luz con modales.
Bien educada, quizás en exceso. Tuve una cita con un chico estupendo con un desafortunado palillo en la mesa, no me volvió a ver jamás. 

Marianne Faithfull, ilumíname























1946.
Nace Marianne Faithfull, en Londres (Reino Unido). Cantante de pop-rock muy vinculada en sus comienzos a los Rolling Stones. En los últimos años mantiene una carrera paralela como actriz. Discografía destacada: Broken english (1979), Strange weather (1987), Before the poison (2005). Fuente: EFEEME

Binomio Fantástico


martes, 27 de diciembre de 2011


Amor Is  Forever from leligre on Vimeo.

¡Felicidades Chico!





















Recuerdo que cuando acababa de trabajar, hace unos cuantos años, antes de apagar todas las luces, me iba a su mesa. Era junto con la gente que tenía a mi lado trabajando, lo mejor de mi vida. Ya entonces, sin que él lo supiera, las utilizaba como inspiración, ejem, llegándolas a tomar prestadas y fotocopiar.

Todos aquellos pedacitos de papel, 
dibujados y rotos por los lados. 
Tan bellos de puro humilde. 
Mi mundo en mil pedacitos de papel.

Levantaba el ordenador y sus libretas y ahí estaban. A través de ellos veía Mi Mundo Raro. Y Aún los recuerdo. En uno salía un chico y de su cabeza salía una nube de pensamiento que ponía "Minúscula". O un bracito, o una pierna de chica. O una chica, o un pez o una mesa con un plato de espaguetti. Hay personas con las que tienes diálogos normales: Hola cómo estás yo bien y tú qué tal qué mal está todo no? y hay otras a las que eres capaz de leer sus nubes de pensamiento.  El silencio, las miradas: diálogos esxcepcionales. Y él me ha leído desde el primer día que lo conozco, como si fuera un libro abierto y lo mejor de todo es que ha sacado lo mejor mi.

Lo veo menos de lo que me gustaría como a todas las personas que quiero y admiro, pero cuando veo una ilustración suya vale por mil instantes preciosos de los de colonia. Y a veces escribo cosas y pienso esto le gustará Jajajajaja -esta risa en nube de sentimiento-.

Sus perlas a miles: el monstru llevando la chica a dormir -en mi particular lectura, nuestro inconsciente- la mujer melenuda que no ve y lleva un cartel de -marry the woman of your dreams- una metáfora del cliché de la esposa americana de los sesenta y por supuesto esa capacidad  de ver el mundo como nadie: una pastanaga gegant,  de ver el verano a través del agua de una colchoneta recalentada por el sol, su olor, su textura de tela y plástico. De ver como el sol se va, una apología al existencialismo cotidiano. Su cançó del alba y sus letras me recuerdan a mi primer amor: Papasseit. Ausencia de ego, naturalismo, la belleza de las cosas diarias, lo real. Són les fulles mullades que em tapen la cara.

Sólo lo real todo el rato. 

Dibujando: dulce, tímido pero desnudo nunca ñoño. Moderno sin caer en la modernidad, clásico sin que pese lo rancio. Inoportuno porque siempre saca un sentimiento que no esperas. A mi es fácil que me haga llorar. No conozco a nadie que dibuje como él. No conozco a nadie que haya sabido animarme a escribir como él, Pili cuidado con las moralejas, Pili massa ensucrat, Pili-Pili te has salido del dibujo y de los bordes que tiene, Pili acábalo. 
 Gracias por la dulzura de tus comentarios, me recogían como un pañuelo. Delicadeza del que sabe que la chica que tiene al lado se siente inútil y torpe.

Albert es el único junto con Lulisme que me llama Pili en mi vida real -aunque yo no distingo las dos vidas mucho si os digo la verdad-. Y también "Chica" "¡Hola Chica!" me dice siempre. Pues  eso Chico te deseo LO MEJOR, ahora que sois un Binomio Fantástico aún más.

Sigue cerca, sigue dibujando y sigue sacando lo mejor de todos con tu arte. Al final de eso se trata.

Dedico mi mundo raro a Albert Aromir, uno de sus protagonistas y motores incluso antes de él saberlo... 

sábado, 24 de diciembre de 2011

Paz y alubias para todos *















Volvía del cole con mis amigas, estábamos muy contentas. Hacía mucho frío y por fin llevábamos guantes y bufanda. La Navidad a la vuelta de la esquina: ¡vacaciones y regalos!.
Luces por las calles, todo tan iluminado es muy bonito. Hablábamos de lo que queríamos que nos trajeran los reyes el Caga Tió y Papa Noel. 

La última clase además había sido muy divertida. La profesora nos explicó diferentes tradiciones navideñas. Hay países que colocan una planta que se llama muérdago en las puertas como símbolo de paz y amor. Y lo mejor de todo es que se colocan debajo de ella para besarse. ¿¿Besarse?? Todos nos alborotamos un poco con tan extraña tradición, qué excusas buscan los mayores para hacerlo, la verdad. Parece ser que era una costumbre ya de la época romana y que en los países anglosajones se estila mucho.

Ivan,  del que os he hablado alguna vez,  se sienta detrás de  Baisakhi y preguntó de donde viene la tradición del Caga Tió, la profesora nos explicó que esta tradición también se puede encontrar  bajo el nombre Cachafuòc y en Aragón se llama Tronca de Nadal ¡Vaya con el Caga Tió! Es casi internacional.

Una chica que su madre es italiana nos habló de una tal  Befana, otro chico nos explicó que Papá Noel en algunos países es San Nicolás, también  un tal Kolyada en Ruisa trae regalos a los niños y Joulupukki en Finlandia…En definitiva millones de niños del mundo nos ponemos nerviosos por estas fechas con motivo.
Y así pasamos  toda la mañana de cristales empañados, chocolates y galletas – los de mi madre unos fantásticos Red Velvet que son para chuparse los dedos y son típicos de Canadá en estas fechas-. Si el cole fuera así cada día no me importaría.

Pensé que si todos imitamos a Papá Noel o a los Reyes Magos de Oriente o si me apuras al Caga Tió pero sin darnos golpes, podríamos regalar algo especial a un desconocido sin esperar nada a cambio.

En la esquina de mi casa hay un banco, pero también es el hogar de un chico que debe tener la edad de mi padre. Siempre me sonríe. Se me ocurre que un buen regalo para ese chico sería un bote de alubias o lentejas. Un poco de turrón tampoco le iría mal. A veces los mayores creen que no nos damos cuenta de estas cosas pero no es verdad, sabemos lo que no está bien. No está bien que nadie pase hambre.
Navidad significa “comida” en muchas partes del mundo, de eso también me enteré en clase. Las familias pasamos mucho tiempo en la cocina. Mi madre por ejemplo prepara pavo como le enseñó a hacer mi abuela y cantamos villancicos como “El Desembre congelat” o “Pastissos i Galetes” nada puede superar el olor del horno y las risas alrededor de la mesa mientras cantamos.

Así que finalmente cogí la libreta donde tenía apuntados todos los regalos que quería recibir este año. Y comencé a tachar. Me quedé con dos. La caja de rotuladores que son sumamente necesarios y una pandereta con la que sueño desde que la vi en la tienda de instrumentos y está en el escaparate junto con los xilofones. No necesito nada más. Quiero que todo lo demás se lo gasten los Reyes o Papá Noel en latas de alubias y lentejas. Así que lo escribí en la carta: Por favor compren alubias y lentejas para todos los que no tienen comida en Navidad y un poco de turrón, si es de chocolate mejor porque es el primero que se acaba en mi casa. Gracias. Y ¡FELIZ NAVIDAD!
Ilustración: Albert Aromir
Textos: Paloma Cordón para Minimusica.


jueves, 22 de diciembre de 2011

Un recuerdo 
aquí:
para Buru Lan
mi editorial favorita y primera 
(con letra La más grande).


viernes, 16 de diciembre de 2011

Una casa

Qué es una casa sino un refugio.
Donde  mantas y paredes
cumplen idéntica función.
Donde hacer el amor puede ser única decoración.
Donde las ventanas son para los sueños:oportunidades.
Y los armarios, en realidad, innecesarios.
Madera para inviernos largos.
Qué es una casa sino un escondite perfecto.
Donde la luna te acuna,
y despierta el sol puntual.
Donde suenan campanas del dormitorio al salón comedor.
Y el gotelé saca tu rabia oculta ¿Quién lo creó?  y ¿¿Por qué??
La cocina es el corazón:
Sopa de miso, el mejor termostato.
Chocolate con galletas, toda una inspiración,
El mejor quitapenas son los copos de avena.
Cuando suena el teléfono saber siempre quién es.
o una  dulce vendedora de Jazztel o él.

(es  Rosaura que me llama de mi servicio de atención de Jazztel, claro)

sábado, 3 de diciembre de 2011

¿Me lo digo a mi misma?

Sonrisas de verdad


Sonrisas de pega



"Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas". Santiago Ramón y Cajal. #Buenosdías
Estas son las perlas de Chimo Soler, cada día y cada noche. Son como los calendarios de Navidad, cada día con numerito y  su bombón.  Gracias.

El increíble mundo de New Yorker


El increíble mundo de Ona Vinyamata


viernes, 2 de diciembre de 2011

Todos en un lindo vergel o cómo encontrar nuestro centro


Últimamente salgo de mi eje con facilidad y con infinitas excusas -siempre externas-. 

Me siento tan pequeña ante las olas. 
Esas mismas olas que estás apenas a unos metros de la orilla pero sigues teniendo miedo de ahogarte dando esos pequeños saltitos para mantener la cabeza hacia arriba. 


Botones y muestras: cuando estaba enamorada -sufría porque lo estaba y qué pasaría-, cuando no lo estoy porqué no lo estaré, cuando tengo trabajo -trabajo demasiado- cuando los proyectos no salen-porqué no saldrán- Cuando me siento sola -paso demasiado tiempo- cuando mis amigos se quejan de que no me ven el pelo -salgo demasiado ¿no tengo tiempo para mi?-. Basta. Se acabó este ombliguismo irresponsable. Miro a mi alrededor y veo que el sol está saliendo. 

Todos en un lindo vergel, es un libro de Walter-Besant, en él nos ofrece el autor apasionarnos por las cosas corrientes, nos da un manantial de energía, ríos de alegría pura, cielos de amor incondicional, nubes para elevarnos, caminos imperfectos en su perfección. A los que sufrís desconsuelo, a los que no veis salida, a los que de repente el personaje pesa más que una escafandra de piedras: es decir a todos los habitantes del planeta, os encaro a mirar el cielo con bravura como hizo Yoko Ono cuando murió John Lennon, a sentir el aire en la cara, a conectar con la naturaleza, a mirar hacia arriba, observar los tintineos de las hojas de los árboles, que se aguantan por una esquinita. A disfrutar de la transformación del otoño en invierno. Esa transformación la voy a vivir en primera persona, no me la voy a perder nunca más. 

Seré las últimas hojas que caen, el frío en mis manos y mejillas. Somos naturaleza, no quiero empeñarme en vivir en el Entretemps del no sentir, del no mostrarme como soy..

Y ya está vuelvo a mi eje, mi centro, mi lugar. Para que me queráis pero no de una manera lastimera sino con la alegría de sentirme viva a vuestro lado.

Estoy tan blandita que me podría doblar por cuatro esquinitas y meterme en un cajón.